domingo, 6 de febrero de 2011

En mi nombre ¡NO!

Con esta sencilla frase cerraron ayer, día 5 a las 5, sus emocionadas y emocionantes intervenciones cada uno de los intervinientes en el escenario de la manifestación convocada por VCT (Voces contra el Terrorismo). Todos ellos víctimas del terror, viudas de asesinados, hermanos de asesinados, huérfanos de asesinados, mutilados… fueron desgranando sus cortos pero directos mensajes que arrancaron los aplausos de todos los que allí escuchábamos. Santiago Abascal, muy mitinero, descerrajó a borbotones un completo discurso cargado de razón y terminó con un ¡Viva España! que arrancó una unánime y sonora respuesta. Regina Otaola, la voz de la valentía, con su tono sosegado nos trasladó por unos minutos a un reducto de odio nacionalista, a un lugar en el que no se puede pensar distinto porque supone una sentencia. Y allí, en una insultante pero gallarda minoría, ella sigue aferrada a la bandera de España. Todos los que hablaron –no puedo recordar más que a algunos, por eso prefiero nombrar únicamente a los más conocidos– lo hicieron desde la emoción del recuerdo de sus seres queridos, desde la responsabilidad y desde el más absoluto y verdadero patriotismo. Cerró el micrófono Francisco José Alcaraz al que noté emocionado. Su fuerte no es la expresión en público pero supo transmitir que su mensaje era sincero. Uno es blando, lo reconozco, y en más de una ocasión tuve que esforzarme por no romper en un emocionado llanto. Y es que no dejo de imaginar a quien hablaba cubierto de sangre, abrazando a un hijo muerto o intentando encontrar sus propias piernas. Y no hay más, es así la tozuda realidad. Aunque nos pinten un panorama de conciliación y tregua la única verdad es que ETA sigue existiendo, sus brazos mal llamados “políticos” están bramando para poder presentarse a las elecciones e incorporarse a las instituciones y desde allí, usurpando unos sillones “sagrados” (como un hermano de un militar asesinado, nos recordó desde el escenario) seguirán con su odio separatista y financiarán con el dinero de todos nosotros las balas que cercenarán más vidas inocentes.

El mensaje unánime y sin rencor, un grito desgarrado pidiendo, suplicando al actual gobierno que no juegue con los ciudadanos, que llame a las cosas por su nombre, que el terror sólo se acabará cuando haya vencedores y vencidos, que la memoria de las víctimas pide justicia y que ya está bien de engañar con un doble lenguaje en el que convive la inmoralidad del desprecio a esas víctimas con un falaz endulzamiento de la realidad que nos quiere presentar a sus asesinos en el mismo plano.

Pese a lo trágico del fondo de la manifestación disfruté participando en ella. El ambiente muy relajado y familiar, un mar de banderas de España y un montón de amigos en buena compañía, los que acudíamos juntos y los que allí encontré. Me sorprendió ver tantas caras conocidas en aquél mar de gente. Hasta el tiempo, muy agradable, soleado y apenas fresco, contribuyó a que se respirase un extraño y reconfortante efluvio de complicidad, de alegre confirmación de que uno no está solo y que conviene recordar que somos muchos los que así sentimos. Estos baños de razón, discurso y patriotismo resultan altamente gratificantes. El Himno de España, con todas las banderas, grandes y pequeñas ondeando, cerró estupendamente una memorable tarde de sábado.

Señores del Gobierno, al igual que los miles de ciudadanos que ayer recorrimos juntos algunas de las calles de Madrid, desde este rincón bloguero quiero unir mis palabras a las suyas para exigirles que terminen con esta farsa, con esta ocultación de la verdad de una negociación más que evidente, que los españoles de bien –como ya escribió Miguel de Unamuno– queremos antes la verdad en la guerra que la mentira en la paz y que no queremos que los asesinos obtengan ningún beneficio por aparentar que han dejado de matar. Señores del Gobierno: en mi nombre ¡no!

Juanma García Gay

10 comentarios:

  1. No se puede decir mejor, Juanma. Yo también fui a la manifa, y eso que me fastidia la división de las víctimas en no se sabe cuántas asociaciones -pronto habrá una asociación por víctima, tipical espanish- y que me fastidia que gente rara, partidos extraños y medios esdrújulos intenten pescar en las tubias aguas del dolor... Pero como bien subrayas, estábamos allí por las víctimas, por ellas, por los que han tenido que soportar cuarenta años de indignidad y de silencio. Y lo demás, me trae al pairo. ¡Viva España! Que la bandera no sólo hay que enseñarla en el fúrbol.

    ResponderEliminar
  2. Otro genial artículo amigo Juanma, que por mis circunstancias personales como sabes, me toca doblemente la sensibilidad si cabe. Ójala y algún día más pronto que tarde todo el trabajo que hacemos a diario se vea recompensado con la derrota sin condiciones de estos asesinos,(o mejor dicho mercenarios), porque no nos engañemos llevan muchos años haciendo de esto un simple y cruel trabajo.
    Pronto llegará vuestro turno espero que no defraudeis a millones de españoles que con nuestro voto estamos esperando las próximas elecciones para poner de una vez por todas a "estos" en su sitio,(en la cárcel, rindiéndose y pidiendo perdón a las familias de mis compañeros y el resto de familias de las victimas de esta sin razón.

    ResponderEliminar
  3. Luis: La atomización de asociaciones de víctimas es consecuencia del carácter español. Aquí es muy difícil que dos personas se pongan de acuerdo en algo. Todavía me sorprende que existan dos partidos políticos "mayoritarios" y no cientos minoritarios. El asociacionismo es algo extraño y en algunos casos funciona -generalmente con un trasfondo de izquierdas- pero entre las víctimas también ha habido una politización que ha conseguido lo contrario, separar en vez de unir. Lo de la bandera qué quieres que te diga, a mí me emociona verla en cualquier momento... incluso en el jurbol. Un abrazo.

    Emilio: Nadie como tú sabe lo que es ver caer compañeros. Tu moderado mensaje a mí me resulta escalofriante, sobre todo por la responsabilidad que como recuerdas tiene el Partido Popular. Espero que mi partido llegue pronto al Gobierno de España y que desde él no defraude a las víctimas del terrorismo ni a las Fuerzas de Seguridad del Estado. Hay mucho trabajo por hacer y espero que estemos a la altura. Un fuerte abrazo y muchas gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  4. Emocionante road movie de la manifestación del sábado, permíteme la licencia de road movie, la lucha de la sociedad civil contra el terrorismo y sus secuaces es un sangriento camino de dolor y decepción, sobre todo al comprobar que el terrorismo cada día tiene más secuaces, quienes guardan silencio también lo son y quizás en mayor medida, ya que de ellos sí se espera ese apoyo que las víctimas y España necesitan.

    Las treguas trampas de ETA, la primera, la segunda, la tercera y las que vengan durante este Gobierno malhadado, no son más que una inevitable consecuencia de esa joint venture de sangre y fuego que fue el 11-M.

    Hasta que no estén todos los socios satisfechos con su parte del botín, seguirá sufriendo el pueblo español.

    Un abrazo Juanma, un abrazo Luis, a ti Emilio creo que no te conozco.

    Un abogado cercano ; )

    ResponderEliminar
  5. Yo también recorrí la Calle Serrano el sábado por la tarde junto a mis padres,y he de reconocer que me emocioné escuchando a Santi, a Regina, a la madre de Silvia... pero también cuando se oía un VIVA ESPAÑA o VIVA LA GUARDIA CIVIL. Pero eché de menos varias cosas, la primera más políticos respaldando a las víctimas, ¿quién dice que no vió en el comunicado de ETA razones para salir? Yo al margen del comunicado tengo casi 1000 razones para salir, una por cada víctima del terrorismo, esas muertes y amenazas me sirven para salir a la calle. Y también eché de menos más gente joven, la media era de 60 años, eché de menos la juventud, llenar las calle igual que las llenaron para recibir a la selección española, pero imagino que la mala educación española está haciendo esto jóvenes sin principios. Enhorabuena por tu artículo! (siento lo largo que es mi comentario) Un besito!

    ResponderEliminar
  6. Lo mas triste de toda esta historia, es que Jaime Mayor lo anuncio hace ahora un año y se le llamaba retrogrado y exaltado, ahora que sabemos las caras vistas en TV nos falta ver los nombres de todos/as.

    Seguramente `pasara´lo de siempre, y no es otra cosa que entraran por que esta pactado con ZP y es la baza politica que le queda de aqui al final de la legislatura.
    Zapatero quiere pasar a la historia por algo y si no es por su alianza ni por sus buenas gestiones en el campo de la economia y politica de empleo, querra pasar por ser el que firmo con ETA un final sea cual sea, eso si pactado saltandose todos los pactos firmados tanto con el PP en Pais Vasco como con el PSPV.

    Chusito sigue teniendo mucho poder el la caverna vasca radical, y Rubalcaba mucho que callar.

    Me temo lo peor y si no me equivoco esto ya etsa echo.

    Ojala me equivoque

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Gracias Juanma. No asistí pero me lo has descrito muy bien, con sus dosis de cortocircuito hormonal, que es lo que suelen provocar estas citas contra la sinrazón.

    No asistí, Macarena (ya que hablas de pocos jóvenes -y yo todavía me creo serlo-), porque no me enteré de que estuviera convocada!!!!

    Lamentable. No sé de quién es la culpa (seguramente mía). No sé si la sobresaturación de fuentes de información o qué, pero no supe de esta concentración hasta que la vi en el telediario. Una pena

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Abogado cercano: En cuanto nos reabran el garito ése que hace esquina, me tienes que contar más despacio la relación de las treguas trampa de ETA y el 11-M, me interesa mucho. Me asusta tu afirmación de que haya que repartir un botín y que los españoles tengamos que sufrirlo hasta que “todos los socios” se sacien. Me temo que me va a costar invitarte a más de una copa para soltarte la lengua… Un fuerte abrazo y muchas gracias por pasarte por aquí.

    Macarena: Parece que en la situación actual muy pocos políticos quieren “retratarse”, una lástima. En cuanto a la gente joven te diré que yo sí vi. Tal vez no en la proporción de otras ocasiones pero tampoco estaban ausentes. Creo que los medios, salvo las excepciones que todos conocemos, silenciaron la convocatoria y mucha gente no se enteró, como también reconoce El Barquero. El manejo de los medios es el poder. Un besazo y escribe cuanto quieras, nunca será mucho.

    Manuel Gómez: Los socialistas andan todos revolucionados con las afirmaciones de J. Mayor Oreja pero lo cierto es que hasta ahora no se ha equivocado en nada. La experiencia es un grado, desde luego. Por mi parte tengo que decirte que vivo dos sentimientos encontrados. Por un lado no he variado un ápice en mi opinión de que sólo con mano dura y sin concesiones se logrará terminar con el terrorismo. Sin embargo reconozco que la idea de la tregua “irreversible” que muchos ya piden y el hecho de los primeros pasos que está dando el entramado de Batasuna –del que no me fío un pelo, dicho sea de paso– me hacen querer intuir un pequeño hilo de esperanza. Sólo el tiempo dirá a dónde nos dirigimos. Muchas gracias por tu comentario y un fuerte abrazo.

    Barquero: A los taitantos está bien sentirse joven, es envidiable. Doy fe de que estás de lo más macizo y juvenil pero a lo que creo que Macarena se refiere es a gente aún más joven, a esa gente que ronda los veinte. La convocatoria a esta manifestación ha sido ignorada por la mayoría de los medios de comunicación. Sólo LD, esRadio y creo –no estoy seguro– que La Gaceta la publicitaron. Fue muy difícil enterarse. Sigo pensando que el poder de la prensa es enorme... por acción u omisión. Un fuerte abrazo.

    Muchas gracias a todos por participar.

    ResponderEliminar
  9. Juanma, Macarena y lapiceros todos: A mí también me llamó la atención la falta de gente joven. Pienso que puede deberse por un lado a la menor percepción social de ETA como un problema "real"; por otro, al escepticismo de los jóvenes para con la política, y finalmente al peso específico del problema más "real" para ellos: el paro. Y es que quizá nadie se ha molestado en explicarles que las tres causas son en relidad distintos aspectos del mismo problema: EL SEÑORITO ZP (¡Zapatero, Piérdete!) y sus políticas advenedizas. Esa es la labor de ilustración y de denuncia que deberían estar haciendo los otros señoritos, los del PP, en vez de estar ya repartiéndose los cargos anticipadamente. Con esto quizás los españoles percibiesen una oposición ¡al fín! contra este gobierno atolondrado. Yo de momento voy a hacer campaña por el ZP, eso sí, en el sentido antes referido.

    ResponderEliminar
  10. Pericles: Me apunto al ZP (Zapa Piérdete). Os repito que yo no tuve esa sensación de ausencia de jóvenes pero si así fue lo lamento enormemente. Macarena, que es insultantemente joven, sabe de mi pasión por ellos. Creo en la juventud y siempre que puedo les apoyo. Tienen cualidades que uno ya no recuerda y echa en falta, ese empuje, esa convicción, fuerza, valentía... Y sus poquísimos defectos se curan con un buen consejo... o con el tiempo. Tal vez deberíamos preguntarnos qué es lo que estamos haciendo mal nosotros, los más que talluditos, para no saber convocarlos y tenerlos de nuestro lado. Un abrazo.

    ResponderEliminar