miércoles, 5 de enero de 2011

Regalo cuarenta años

Sólo por una noche, no quiero abusar. Por favor, que alguien cargue con ellos, no pongo condiciones. Hoy quiero ser un niño, inocente y feliz. Acostarme nervioso y maldormir, como cuenta mi madre, con los puños “apretaos” para que el tiempo pase rápido. Hoy no quiero pensar en lo que ya no tengo, en lo que he perdido, en los que no están. No quiero echar de menos ni añorar.

Sólo quiero hormigas en las tripas, cabalgata y chocolate. Quiero limpiar mis zapatos, preparar la copita a Baltasar y agua a su camello. Pegar mi nariz a la ventana y entre el vaho adivinar una estrella fugaz, enorme y brillante. Y mover a los tres Reyes hasta mi Portal de Belén… porque esta noche llegan.

Que nadie lo dude: los Reyes Magos existen.

Feliz 2011.

Juanma García Gay