jueves, 20 de mayo de 2010

Lección de Naturalidad

Acaba de terminar el partido de fútbol que ha enfrentado al Atlético de Madrid y al Sevilla en la final de la Copa del Rey. Como ya sabéis ha ganado el Sevilla y desde aquí mi enhorabuena. (Aprovecho también para felicitar al Atleti por su reciente título europeo de campeón de la UEFA Europa League). Pero, sobre todo, quiero expresar la satisfacción que he sentido al escuchar nuestro himno nacional tarareado por ambas aficiones. En una España tan crispada, quebrada e intencionadamente enfrentada, hoy hemos contemplado una preciosa lección de dos equipos de fútbol que han llevado la bandera española al cuello, la misma que ondeaban ambas aficiones en las gradas, y que con total naturalidad lo han escenificado en el Nou Camp. Enhorabuena a ambos clubes y gracias por el espectáculo.

Igual que el año pasado.

Juanma García Gay.

8 comentarios:

  1. ¿Cómo es posible que solamente en los deportes nos una el himno ? Aunque no a todos. No siempre a todos.

    ResponderEliminar
  2. Yo no vi el partido, me gusta demasiado el fútbol y no puedo verlo porque me pongo nervioso. Me parece maravillosa la noticia, tenemos que fijarnos más en lo positivo. Gracias Juanma.

    ResponderEliminar
  3. Hasta ahora Sevilla capital ha sido un feudo socialista, en todas las demás capitales andaluzas, por poco o mucho ha ganado el PP (no me atrevo a decir, por desgracia, que ha ganado la derecha).

    Esta españolidad puede que refuerce la tendencia de que Sevilla también se les cae del imperio progre y demenciado. Bienvenidos al sentido común.

    ResponderEliminar
  4. Xixarro,lo que parece imposible es que esto te sorprenda, me explico, en los últimos años han desaparecido pequeños símbolos a los que no se da la importancia debida y que nos unían como pueblo. Antes al finalizar la programación televisiva por ejemplo se escuchaba el Himno Nacional ¿Cuándo lo escuchamos ahora? pregúntale a un niño y no te sorprendas si te responden algo así como que es la canción de la selección española o la canción de Fernando Alonso cuando gana una carrera. Y aún debemos dar gracias a los deportistas españoles que nos permiten oír algo que es nuestro, de todos nosotros.
    Lo que pasa es que en nuestra querida España lo que es de todos no es de nadie, e igual que sucede con la farola del parque que al día siguiente de colocarla ya tiene un graffiti, pasa con nuestro Himno que como es de todos ya enviará a alguien el ayuntamiento para que lo limpie.

    ResponderEliminar
  5. Xixarro: nos une más de lo que creemos. Sigo convencido de que la aparente desunión es más una campaña mediática orquestada por minorías, pero como manejan los medios nos parece mucho más de lo que es.

    Luis: de nada. A mí también me parece algo positivo y por eso lo plasmé en cuatro líneas nada más verlo en la televisión. Y sobre todo quise que apareciese la palabra "Naturalidad" porque parecía más adecuado el término de "normalidad democrática" que tanto se escucha ahora, pero a mí lo que me pareció fue algo espontáneo y natural, muy natural.

    Albº: lo que debemos evitar es precisamente lo que tú reflejas, que el himno nacional se identifique con la derecha, con la izquierda o con los rubios de ojos azules. Como dice chechulin un poco más abajo es de todos y debemos esforzarnos también por romper ese tabú. Tengo que decirte que cada día veo más banderas españolas y me encanta. Se ven colgando de los retrovisores de los coches, en pegatinas también de coches, motos o carpetas de escolares y en los balcones en muchas ocasiones. A ver si poco a poco volvemos a apreciar TODOS la grandeza de una eneña que debería unir y no diferenciar.

    chechulin123: me agrada especialmente tu comentario por lo sensato y sobre todo por venir de quien viene. Lo suscribo integramente. Bienvenido a este rincón y gracias por el esfuerzo. Un fuerte abrazo y... ¡ya queda menos!

    Y a los demás os lo explico: este último comentario lo ha hecho un gran amigo al que hace muchos meses que no veo. Lo ha escrito con la bandera española cosida a su hombro: es un oficial del ejército español (otro funcionario, mira tú) en misión actualmente en Afghanistán. Sé que tiene muy poco acceso a internet, muy limitado en el tiempo y de baja calidad, por lo que su comentario cobra aún más valor.

    ResponderEliminar
  6. JuanMa Si este hecho no significara que la derecha (mejor dicho los que no son de izquierdas) va p'arriba, y que los de la ceja se la envainan, poca sustancia tendría la alegría que nos han dado.
    Lo mismo que una flor nos avisa del fruto estas banderas coloristas darán sus melones (dulces)al tiempo.

    ResponderEliminar
  7. Aunque la última metamorfosis de ZP podría envolverse en la bandera española, todo se puede esperar de este ofidio.
    De hecho Peridis en El Pais (la Trola, el Pravda) hace tiempo que le dibuja con una banda rojigualda en le pecho, que es donde se está enrocando... ¡qué astuto es el diablo!

    ResponderEliminar
  8. Albº: Me gusta tu metáfora de las flores, los frutos y los melones dulces a su debido tiempo. Quiero creer que más que un triunfo de la "no-izquierda" lo es del sentido común. Una bandera no puede ser de unos pocos.

    Respecto a la metamorfosis que anuncias de ZP he de decirte que no me extraña en absoluto. Después de haberse cargado el país con su permisividad separatista y con la funesta gestión económica, ahora toca aparentar ser un gran patriota que exige esfuerzos por el bien del país. Ya le he oído en un mitin este fin de semana que las medidas tomadas lo son por el bien de Epaña (ya pronuncia esta palabra), lejos de toda conveniencia de partido e incluso en perjuicio del mismo. Y lo descorazonador es el aplauso posterior de sus fieles

    ResponderEliminar