martes, 9 de marzo de 2010

Democracia interna

Este fin de semana se ha producido un hecho que apenas ha sido recogido en la prensa nacional y que en mi opinión resulta una excelente noticia: la celebración del Congreso del PP balear y la elección de José Ramón Bauzá como presidente del partido en el archipiélago. Pero no me refiero en absoluto al hecho sino a cómo se ha producido: por primera vez en la historia del Partido Popular se han celebrado unas elecciones primarias en toda su extensión para elegir a un representante político por medio del voto de los afiliados.

Para ello se habilitaron 76 puntos de votación en las islas que se mantuvieron abiertos durante la jornada del sábado entre las 09:30 y las 18:00 horas. De los 19.078 militantes populares llamados a las urnas, apenas 9.259 ejercieron su derecho, lo que arroja unas cifras bastante modestas de participación: un 48.53% frente a una abstención de un 51.47%. Sin llegar a calificar la respuesta de la militancia como decepcionante como afirman algunos medios, sí es francamente mejorable. Aún falta cultura democrática y no sólo a los populares, al pueblo español en su conjunto. Los afiliados al Partido Popular deberemos acostumbrarnos a estos saludables hábitos hasta ahora desconocidos en el proceso de designación de nuestros candidatos y quiero creer que a medida que asumamos como natural el sistema, la participación irá en aumento. Todo cambio conlleva su periodo de adaptación, ciertamente, pero ya estoy ansioso por comprobar los progresos en la próxima ocasión en la que algunos de nuestros candidatos tengan la valentía de medir sus apoyos en un proceso como este. Espero y deseo que sea pronto.

Hace apenas un par de años, once compromisarios del PP del distrito de Salamanca de Madrid revolucionaron la celebración del 16 Congreso Nacional Popular, el congreso de Valencia, con su propuesta de primarias en su enmienda a los estatutos del partido en lo referente a la designación de candidatos. Tuve la enorme suerte de ser uno de ellos; fue toda una experiencia. El trabajo y la ilusión que Íñigo Henríquez de Luna, presidente del partido en el distrito y adalid de la propuesta, dedicó a la elaboración y difusión de la enmienda, fue el acicate que nos mantuvo a todos en el empeño. El revuelo mediático y la adhesión de numerosos afiliados de toda España, alimentaron nuestra esperanza de que la propuesta pudiese llegar a buen puerto. Sin embargo, la enmienda fue rechazada en el congreso pero forzó varios cambios estatutarios y quebró el rígido procedimiento anterior, algo que todos recibimos esperanzados como una pequeña victoria, una mínima contribución que entonces creímos positiva para nuestro partido.

Lo ocurrido este fin de semana con la aplicación absoluta de un sistema de elecciones primarias en el PP balear, es una excelente noticia para nuestro partido al completo y no sólo para aquellos que lo pedimos en el congreso de Valencia. Por tanto, hemos vivido sin duda una jornada histórica en la que se han abierto definitivamente las puertas de la democracia interna en el Partido Popular.

Mi más sincera enhorabuena a José Ramón Bauzá por su victoria, su legitimación y la segura satisfacción de los afiliados baleares. Y mi más viva esperanza de que cunda el ejemplo.

Juanma García Gay