viernes, 5 de febrero de 2010

Tiempo al tiempo

Esta mañana escuchaba a un famoso locutor radiofónico calificar la semana que hoy cerramos, por fin es viernes, como la semana horribilis de Zapatero y su gobierno. Y, aún compartiendo sus argumentos y la enumeración de desastres acaecidos sólo en cuatro días, yo afirmo que estamos cerrando una semana horribilis para España, y no para ZP y sus secuaces.

Me preocupa especialmente el desprestigio internacional exponencialmente creciente de nuestro país. La improvisación de este gobierno “que parecen principiantes” (Fernández Toxo dixit, tela marinera, ¡CCOO señores, CCOO!), es más que palpable. Esa forma de gobernar, lanzando globos sonda y recogiendo velas después, es algo fuera de todo Manual del Buen Gobierno y, desde luego, es sinónimo de poca preparación política, falta de ética, ausencia de ingenio, carencia de valentía, impotencia funcional e inutilidad absoluta. La contundente afirmación de Aznar, el mejor gobernante de la España demócrata le pese a quien le pese, es lapidaria: “Nunca nadie hizo tanto daño en tan poco tiempo” ¿Puede añadirse algo más?

En poco más de cinco años ZP puede apuntarse el mérito de haber afrontado con desparpajo, eso sí, más que discutibles reformas de determinados aspectos sociales, algunas de escasa o nula urgencia y menor necesidad. Aquí se encuadra la unión de homosexuales (me resisto a llamarlo matrimonio, ustedes se harán cargo), la reforma de la ley del aborto, la bienintencionada pero inacabada e ineficaz ley de dependencia… y poco más. El resto de sus logros consiste en procurar la fragmentación de España en dos planos, el territorial y el social. El primero con concesiones dudosamente constitucionales a comunidades autónomas que, incluso, se revuelven a morder su mano, y el segundo el aliento de la ruptura social con su anhelada Segunda República, su resentida y sesgada actitud revisionista de la historia y su memoria, y un malentendido laicismo atroz que esconde una abierta y declarada guerra al Cristianismo como manifestación religiosa, ética, social o histórica que, para este personaje, lo mismo da.

Sin embargo, incongruentemente, nuestro presi no se ruboriza afirmando babosamente ante Obama en el tradicional Desayuno Nacional de Oración norteamericano, que nuestro país “es eminentemente cristiano” (no continuará siéndolo gracias a su aportación al respecto, desde luego), recitando un fragmento de un libro que nunca ha leído (La Biblia) y “elevando su plegaria a favor de la paz, la libertad y el entendimiento” ¡Por Dios! ¡Si usted no sabe lo que es una plegaria, algo que implica una actitud humilde y ferviente! ¡Ya está bien de vender humo! Al menos dígale a sus asesores que busquen mejor vocabulario para sus discursos, que el diccionario de la R.A.E. es accesible incluso desde Internet. En fin, la característica falta de ética de este tipo de izquierda, una manifestación más de la política de la imagen. En esto debo admitir que ZP es un hacha, sí señor, sabe decirle a cada uno exactamente lo que quiere oír… aunque ello implique discursos antagónicos, pactos imposibles o concesiones inconstitucionales. Lo importante es contentar para en La Moncloa perdurar.

Pero volvamos al estropicio. Como decía de ZP y sus marionetas, no contentos con pasar la turmix por España, son capaces de destrozar incluso nuestro prestigio internacional. En estos cuatro días, el incesante goteo de evasión del capital extranjero y la fuga del nuestro hacia inversiones fuera de nuestras fronteras se ha hecho aún más palpable. La pérdida de confianza internacional y de sus mercados financieros hacia nuestra zozobrante España se ha hecho palpable en el hundimiento de ayer jueves del Ibex-35 nada menos que un 6%. Una consecuencia del temor internacional por la salud de nuestra economía. La nación que en 2004 se codeaba con los grandes, que llamaba con fuerza a la puerta del G-8, en apenas cinco años tiene que escuchar lastimosas comparaciones con Grecia y Portugal. No es mi intención abordar la gestión interna de estos países y su viabilidad, pero lo cierto es que todos sabemos de qué se trata y lo que conlleva esta equiparación: la certeza de la segunda velocidad. Supongo que a ZP y a los suyos no les gusta escucharlo y menos cuando proviene de alguien tan poco sospechoso como el significado socialista Joaquín Almunia, primera espada del PSOE hace apenas unos años y Comisario Europeo hoy.

Zapatero se desangra a chorros, fuera y en casa. A la ventaja de intención de voto del PP en los sondeos hay que unir su pérdida del liderazgo como político mejor valorado, que ahora recae en Rosa Díez. Los incondicionales sindicatos, vergonzosamente mudos aunque cuidadosamente engrasados vía onerosa subvención (¿algo que ver lo uno con lo otro?), no han podido continuar callados. Frente al desacierto primero anunciado, después desmentido, del retraso de la edad de jubilación hasta los 67 años, los sindicatos han avisado: si hay que movilizarse lo harán. Y ayer jueves también advirtieron al Gobierno que no osase llevar la aprobación de su improvisada reforma laboral al consejo de ministros de hoy viernes, algo que mientras escribo este artículo desconozco si han tratado. Los sindicatos están en vía de acuerdo de las reformas laborales con la CEOE, principales interlocutores, y no quieren que el Gobierno vuelva a meter la pata. Aprobar unilateralmente vía consejo de ministros cualquier reforma y más tras la promesa de pacto previo con los sindicatos, sería la enésima traición a la palabra dada, algo que ya se temen en CCOO e incluso en UGT. El simple hecho de la presentación de esta reforma laboral, después de haber negado por activa y pasiva su necesidad, vuelve a mostrar la pusilanimidad de un gobierno de mediocres.


Así las cosas, tal y como me sugiere mi amigo Luis durante el té y no le falta razón, vamos a entrar de lleno en el penúltimo episodio. Zapatero y el actual PSOE son conscientes de la grave situación actual de España y absolutamente sabedores de su incapacidad para revertirla. La única opción para alcanzar la victoria electoral en el 2012 no será el mérito propio sino el demérito ajeno. Compañeros del PP: preparémonos para lo peor. Volverán a la técnica Prestige, Yak-42, Gürtel y acusaciones por doquier. Ya calientan motores los de la ceja, los del no a la guerra y vaya usted a saber qué más. Tiempo al tiempo.

Juanma García Gay

16 comentarios:

  1. Qué maravilla, me sacas en tus entradas (que no es lo mismo que entrar a saco). Es tal la ineptitud y arrogancia de esa pandilla que mi único consejo es ¡preparémonos! Supongo que a ti te acusarán, como mínimo, del cambio climático, la muerte de Viriato, la crisis del teatro, meterte el dedo en la nariz y las siete plagas de Egipto. No tienen otra, Juanma, no pueden alardear de ningún éxito... Yo acabo de inventar el concepto de bunker trinchera en el fondo del mar, para aguantar el chaparrón.

    ResponderEliminar
  2. ZP, ¡que gran slogan! Pero nunca ha logrado pasar de ahí.

    Estimado amigo, enhorabuena por el Blog.

    ResponderEliminar
  3. Efectivamente, sólo imagen. Muchas gracias, Pedro. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Amigos:
    ¿Y el PP qué? No veo que lidere un movimiento, (qué joseantoniano suena ésto), popular para que la gente se ponga las pilas y abra los ojos. Todavía mucha parte de la sociedad se cree todo lo que los farsantes del PSOE les cuentan.
    PP ponte a trabajar y lidera el cambio como lo hizo Aznar hace 14 años, de lo contrario, el próximo fracaso electoral está garantizado.

    Un abrazo a todos

    ResponderEliminar
  5. Mucha gente afirma que la ventaja de cuatro puntos en intención de voto que según las últimas encuestas le lleva el PP al PSOE es producto del hundimiento de estos últimos sin mérito alguno de los primeros. Yo no creo que sea tan radical pero sí es cierto que a veces apetecen actuaciones más definidas y contundentes que este "dejar hacer" que parece que impera. Sin embargo, hay un sector que afirma que esta postura más blanda y menos agresiva es beneficiosa en rédito electoral: se pesca más en el centro moderado de lo que se podría perder por la derecha debido a la aparente inacción. No sé quién tiene la razón pero es cierto que los que estamos definidos en una opción política deseamos ver una postura firme, enérgica y decidida en nuestros líderes. Estoy seguro que así será antes del 2012.


    Un fuerte abrazo, Magín.

    ResponderEliminar
  6. Juanma, sabes bien que me encantan las citas. No es esencialmente una manía –puede que sí, accidentalmente–, sino un modo de aprovechar la ciencia de otros para evitarme mil rodeos en la misma dirección. Transciende un poco, aunque sé que es difícil y el ‘pavo’ en cuestión no lo pone nada fácil, ni a España ni a nadie. Uno de mis filósofos preferidos –contemporáneo- hace una apreciación muy interesante a propósito de los problemas y las soluciones. Me resisto a no comentártela. Dice que todos los problemas tienen solución y si no la tienen es que están mal planteados o no se han enfocado desde el ángulo adecuado. Levantando más el vuelo, sugiere que los animales se extinguen, a diferencia del hombre, precisamente porque no saben solucionar problemas. Y añade que, paradójicamente, mientras el animal no los crea, el hombre sí. Me explico con un ejemplo: ningún animal crearía la bomba atómica (cuyas secuelas explicabas en una entrada anterior con esa sensibilidad que te caracteriza). Bien, dicho esto, a lo que se podría añadir que la experiencia existencial –en el sentido más profundo del término– es esencialmente intransferible (se comunica y se transmite, pero nunca llega al receptor en la misma medida que pretende el emisor), es preciso decir también que sólo el hombre es el gran solucionar de problemas (por eso sobrevive, a diferencia, de nuevo, del animal). Confiemos, por tanto, en el hombre y, como titulas esta entrada: tiempo al tiempo. Es importante no perder la calma. Todo lo que ocurre tiene una génesis de cinco siglos en las historia del pensamiento. Tiempo al tiempo, porque quizá haga falta más de un siglo todavía para que las aguas vuelvan a su cauce (en su claridad, la Filosofía es fundamental, mucho más que la política y otras artes y ciencias).- Y a eso se añade -para completar el ángulo del problema- la caprichosa condición humana, tan dura de pulir como los mármoles que Miguel Ángel extraía de la cantera de Fantiscritti, en Carrara, para moldear sus esculturas. Ánimo, amigo, te leo con placer. Un abrazo. Rafa

    ResponderEliminar
  7. Pues si, seguramente ahora vendrán tempestades para ocultar lo que es a todas luces un hundimiento tan merecedor de ser mediático, como fue el del Titanic. Pero en este caso hablamos de un país entero y de toda la prosperidad y prestigio nacional e internacional alcanzado durante ocho años de gobierno popular. Creo yo que nos costará más quitarnos esta imagen actual, tan penosa, que recuperar el crecimiento económico de nuestras empresas y del país entero.

    Ahora, digo, toca verlas venir, aunque ya se intuyen y al PP le van a caer chuzos de punta.

    Dice hoy un editorial de cierto diario por internet que Zapatero saldrá de ésta. Y entre sus conclusiones está la que dice que los sindicatos, pese al sopapo de Toxo, y antes el de Aznar -éste sí criticado desde el PSOE-, no le van a montar ninguna movilización importante, porque "no quieren que venga otro, por ejemplo Rajoy, que haga reformas aún más duras".

    Dice hoy otro artículo de opinión, en cambio, que Zapatero, en un supuesto diálogo con un colaborador, o ministro, no se explicaba como las acciones del Santander bajaban, pese a anunciar beneficios. En artículos anteriores del mismo diario se justificaba este hecho diciendo que los inversores extranjeros ya no creen nada que salga de España. No se fían ni de nuestros bancos. Por algo será, supongo.

    Al final habrá que tomar medidas drásticas, porque el problema lo requiere. Muchas serán impopulares. Pero probablemente todas juntas serán un acierto y una buena apuesta de futuro. Pero como no se adoptarán todas las que se requieren, y pongo la mano en el fuego que las que sí se aprobarán "cascarán" de nuevo a los mismos, o sea a los contribuyentes, y a nadie más, ni se modificará nada de lo que ha originado esta catástrofe, nada, absolutamente nada, cambiará.

    Y acabaremos donde empezamos: siendo el furgón de cola de Europa. Otra vez. Y otra, y otra.

    Sinceramente, no tengo ninguna esperanza hoy en día de que vayamos a salir de esta crisis.

    El batacazo, que aún está por venir, va a ser descomunal.

    ResponderEliminar
  8. Rafa: Muchas gracias por aparecer por aquí y por decir, nada menos, que me lees con placer. Me gusta tu comentario y, aunque profundo, tiene una respuesta muy fácil. Efectivamente todo problema tiene solución y estoy convencido que casi todos los problemas que yo cuento en mi artículo, casi todos los problemas que tiene España desaparecerán de un plumazo cuando alguien sustituya a este inepto enla presidencia del gobierno y se empiece a hacer bien las cosas. Yo también creo en la naturaleza humana y en su instinto de supervivencia: saldremos de esta. La lástima es que el hombre es también el único ser de la creación que posée la cualidad de la imbecilidad y esto dificulta a menudo la solución de los problemas. Después de lo que estamos viendo, perdón, sufriendo... ¿cuántos millones de españoles volverán a votar al inepto? Pues eso.

    Xixarro: Extracto tus palabras, "habrá que tomar medidas drásticas, muchas serán impopulares..." Supongo que te refieres a cuando ZP salga de La Moncloa y a que las medidas las tendrá que tomar el que venga a sustituirle. ¿Has visto a alguien que gobierne más de cara a la galería que ZP? Las únicas medidas "impopulares" que toma son las referentes al aborto, la religión, la memoria histórica... todas en la misma dirección, impopulares pero sólo para un sector de la población al que él quiere minimizar. Pero medidas verdaderamente "impopulares" que afecten a la mayoría de la nación y que vayan destinadas a frenar la actual sangría nacional no tomará ni una sola. Respecto a los sindicatos no hay mucho que añadir pero, como he escrito en el artículo, se han mantenido vergonzosamente en silencio durante mucho tiempo. No sé si ya no aguantan más, no lo creo, o es que les toca lavar su imagen armando algo de ruido. De todas formas ya sabemos que no se comportan igual frente a un gobierno socialista o un gobierno popular. Mira el acoso absolutamente inmoral que están llevando a cabo en Madrid contra Esperanza Aguirre y Juan José Güemes (Consejero de Sanidad) en los Hospitales y centros de salud con una argumentación absolutamente populista y falsa. De vergüenza. Por supuesto que saben que mienten pero no les importa, creen que lo que están haciendo desgasta al Gobierno de Madrid y eso les anima. Y luego la cohorte de voceros que les acompaña hace el resto. La lástima es que su mensaje llega y cala en algunos sectores de la población que por falta de preparación o por ingenuidad, lo toman como cierto.

    Muchas gracias por vuestros comentarios y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Desde luego no será Zapatero quien tome ninguna medida que resulte poco o nada rentable en votos. De eso no hay duda. Pero yo voy más allá, Juanma. Me refiero a que hay que cambiar muchas cosas y que deben afectar a todos. Y no sé quién es el que va a proponer tal cambio. De momento muy pocos se han atrevido a dar pasos en esa dirección (listas electorales abiertas, reducción de administraciones y funcionariado, contabilidad bancaria más transparente y menos moratorias contables, etc.; en definitiva: más ahorro y más luz y taquígrafos y luego ya modificaremos otras cosas que no sé yo si serán necesarias, pero si así se requiere, no me opondría, y que me afecten como contribuyente y currante de por vida que soy).

    En fin. Qué más da.

    De momento, bastante se conseguiría si Zapatero se fuese. Que no lo hará.

    ResponderEliminar
  10. Tiempo al tiempo..pues si.. Y nos encontramos a mitad de legislatura!. De momento, el único indicador que hay son las encuestas que tampoco deberían servirnos para estar muy satisfechos. A poco que deje de empeorar (que conste que no he dicho mejorar, eh?) la economía, ZP y su comparsa lo van a vender como un éxito. Esto unido al apoyo de los sindicatos, más la cantidad de pensionados, subvencionados...etc..que aumenta sin parar, y el miedo a que venga la derecha, no nos pone nada fácil volver a ogbernar.
    LO de sentarse en la puerta a ver pasar el cadáver del enemigo está bien, siempre y cuando seamos capares, mientras esperamos sentaditos, de hacerles saber a todo el vecindario no sólo que somos mejores, sino de forma clara y detallada qué es lo que vamos a hacer si nos dan su confianza.
    Y tiempo al tiempo, porque queda aún Gürtel & cia, y saldrá a la luz en breve..Supongo.

    ResponderEliminar
  11. A mi lo que me da miedo es que estos vuelvan a poner otra bomba con tal de ganar las elecciones. Ya han demostrado con creces que les importa todo un pito con tal de seguir pisando moqueta. Y si no, tiempo al tiempo...

    ResponderEliminar
  12. Desde luego, es cierto que el PP parece (externamente al menos) enredado en sus quita- pallá-que este sitio es mío. Y mientras, Mariano mandando menos que la reina de Canadá. Sin embargo, lo del PSOE no es que roce, es que entra de lleno en el surrealismo (pero que esperábais de un grupo de semianalfabetos, leche?). Y atentos, que ahora que se ven pillados,veréis: hala! el ventilador a toda caña! San Bódromo nos pille confesados! Por otro lado, habría que ver a los sindicatos si este cipostio lo llega a montar la derecha. ¡estarían ardiendo las calles!. Y la gente, mientras tanto, callada: bueno, a mí, mientras me llegue la pensioncica... Sólo veo una solución: que Rubalcaba se atragante con un hueso de aceituna.

    ResponderEliminar
  13. (cantar con música de "la cabra")

    La ceja, la ceja
    la puta de la ceja
    la madre que la parió!
    yo voté a una ceja
    Y la muy puta me arruinó!

    ResponderEliminar
  14. Hombre, a mí lo que me llama la atención es que el PP esté a 6 puntos, y no a 20, francamente, con la que está cayendo aquí y en el exterior. Y me dá autentico pánico que nos echen del euro: a los cinco minutos ya tenemos la peseta devaluada y todo el mundo a vivir estilo años 70. Iré buscando mi jersey privata, a ver si me vale todavía.

    ResponderEliminar
  15. UY! perdón! que no se puede decir p*** en tu blog!

    ResponderEliminar
  16. Marian: Tienes toda la razón. Ya sabemos que la izquierda siempre ha sido la dueña y señora de la imagen y la comunicación (tenemos tanto que aprender). Éxitos o no, sabrán venderlos como si lo fueran. Tampoco a mí me gusta eso de quedarme sentado, ya me conoces, no me gusta el "dontancredismo" porque a veces... te pilla el toro.

    Anónimo 1: No creo que "vuelvan a poner otra bomba" porque no creo que fuesen ellos los que lo hicieran en 2004. Es cierto que lo utilizaron sin pudor y ética alguna pero no creo que se les pueda achacar nada más. Como ves, son muchos "creo" porque el 11-M sigue siendo un misterio.

    Anónimo 2: Me encanta lo de "San Bódromo". Yo también creo que están a punto de poner en marcha el ventilador y, por supuesto, respaldo tu opinión de los sindicatos. Creo que habría que plantearse muy bien para qué sirven y cómo funcionan y reformar su estructura y, sobre todo, su financiación, muy seriamente. ¿Te imaginas el cataclismo que esto sería? No veo a ningún político tan valiente. Y lo del hueso de aceituna... mientras le deje calladito y no se asfixie el pobre, lo suscribo.

    Anónimo 3 y 4: Muy musical, me gusta. ¿Quién te ha dicho que en este blog no se puedan decir tacos? Hablar mal es un arte que muy pocos dominan. No hay palabra más oportuna y a menudo más graciosa que un taco dicho en su momento y situación justos. Si eres de esos tus tacos serán bienvenidos.

    José Antonio: En España llevamos muy poco tiempo en democracia como para que lo que tú pides ocurra. Aquí muy pocos se cuestionan lo que hacen "los suyos" y la mayoría resultan incondicionales. Por eso, pase lo que pase, las elecciones se ganan por tan poco margen. ¿Recuerdas el "tamayazo" aquí en Madrid? En cualquier país civilizado aquél asunto hubiese supuesto una debacle electoral para el PSOE y sin embargo aquí resultó una victoria de Esperanza Aguirre por un famélico puñado de votos. Tal vez los verdaderos demócratas sean esos pocos que finalmente deciden los resultados electorales con un voto meditado o incluso la abstención. Los demás estamos -me incluyo- muy decantados de antemano.

    Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar